Continuar leyendo »" />

«

»

Ago 08

Crítica: Sinaya – Maze of Madness (2018)

BrokenTomb


El volcán comenzó a expulsar lava sin que hubiese habido ningún tipo de aviso. El magma corría rápidamente ladera abajo consumiendo todo lo que se le ponía a su paso. Mientras, de la boca del cráter, emergió uno de los más poderosos siervos de Satán. Desplegó sus gigantescas alas a la par que levantaba sus puños al cielo. Sus cuernos rasgaban el mismísimo firmamento resquebrajando la realidad. Al fin era completamente libre. Había conseguido traspasar la barrera que lo mantenía alejado físicamente de la humanidad. No le costó demasiado corromper por completo el corazón de un pobre adolescente comido por el odio a todo lo que le rodeaba. Al arrebatarle su alma lo convirtió en su esclavo. Gracias a sus indicaciones dadas en indescriptibles pesadillas, el muchacho rompió la puerta que una vez Dios creó. El planeta no tardaría en estar completamente calcinado. Mientras tanto, su ejército infernal se prepararía para acabar con el Todopoderoso de una vez por todas….
Bienvenidos al universo de Sinaya.

Desde Brasil, nos llega un nuevo conjunto de Thrash Death Metal llamado Sinaya. Después de editar un E.P en 2013 y un sencillo en 2015, el sello Brutal Records lanzará el 10 de agosto de 2018 el primer L.P del combo, titulado ” Maze of Madness”.

El line up es: Mylena Monaco (guitarra y voz), Renata Petrelli (guitarra), Cynthia Tsai Yuen (batería), Bruna Melo (bajo).

Aunque pueda parecer mentira, no os podéis ni imaginar lo que odio escribir reseñas negativas, y más a agrupaciones nobeles. Sin embargo, creo que por un lado la honestidad en esta labor es algo que no se debe perder. A su vez, esas esquelas poco favorables pueden hacer que la formación se ponga las pilas y mejore, ofrendando plásticos de mucha mejor calidad. Pues bien, en el caso del C.D que hoy nos atañe, tristemente no tengo más remedio que ponerme un poco duro. El asalto en cuestión es realmente sólido, pero tremendamente aburrido. Los giros son predecibles hasta extremos y la estructuración de las tonadas aún más. Por desgracia, aquí casi no hay lugar para las sorpresas. A pesar de todo, estas mujeres si se aplicasen un poco podrían llegar a salirse del saco donde se introducen las formaciones exentas de chispa. En cuanto a la producción, las “hachas” suenan muy poderosas, mas el ataque de bombos es casi imperceptible. A su vez, incluyen un artwork excesivamente típico.

Los riffs, cargados de furia, usualmente se ejecutan a medio gas. Los hallamos fluidos, marcados y en ocasiones puntuales a doble armonía y a una cuerda. Los solos no son nada del otro mundo, aunque cumplen su cometido a la perfección.

En lo que a voces se refiere, posiblemente los tonos salidos de la garganta de Mylena sean con diferencia lo mejor de la acometida. Sus registros son agresivos e intensos a más no poder.

Los parches, al igual que las seis cuerdas, están aporreados casi siempre a poca celeridad. Gracias a Odín no terminan por dejar de lado los up tempos, otorgándole algo de agudeza a su propuesta.

Me es complicado resaltar alguna canción, ya que todas están cortadas por la misma tijera. Sin embargo, echadle un oído a al cambio de recorrido que sucede sobre la mitad de “Bath of Memories”.

Se puede hacer mejor, pero es cierto que también mucho peor. Vale, necesitan pulir su particular forma de crear música extrema pero no son nefastas.

Nota: 4,5
Autor: Chus

Facebook

Instagram

Página Oficial

Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *