Continuar leyendo »" />

«

»

Ene 24

Crítica: Devastator – The Throne Belongs to Us (2017)

BrokenTomb


El hombre siempre tuvo la certeza, gracias a las escrituras sagradas, cuales fueron las fuerzas del bien y del mal. Lo que nunca supieron hasta que comenzó los días del Juicio Final es que los auténticos villanos era el ejercito de Dios. Éste había perdido la razón y después de haber creado al heraldo perfecto decidió acabar con toda su creación. Luzbel al enterarse de los planes de su creador le hizo frente con todo lo que tenía. La batalla fue espeluznante. El Todopoderoso consiguió vencer relegándolos a un mundo de martirio eterno. La deidad entró entonces en un profundo estado de sueño, dejando su obra a merced del instinto autodestructivo y dual de la humanidad. Al despertar y después de unas terribles pesadillas decidió acabar con todo y todos. Fue entonces cuando el cielo se abrió, y de él surgieron un ejercito de implacables querubines que comenzaron una masacre sin precedentes en la historia de la Tierra. La batalla acabó siendo por tierra, mar y aire.
Aquella mañana sería absolutamente decisiva. Los mejores y más duros marines se embarcaron en el que posiblemente sería su último viaje. La misión era clara: llegar al punto donde parecía que surgían los engendros alados y contratacar con unos devastadores cañones. Dos horas más tarde el carguero de guerra estaba en aquel lugar. En ese momento, el sol fue tapado por una inmensa nube negra. Aquel nubarrón era una maraña de arcángeles que de inmediato iniciaron la ofensiva. Las detonaciones no tardaron en resonar en los oídos de aquellos soldados. Miles de monstruos cayeron tanto en la cubierta del carguero como en el mar. Los militares pensaron que estaban muertos. Pero cual fue la sorpresa de éstos cuando vieron levantarse a los serafines. La masacre fue inmediata. Pronto aquel inmenso barco se convirtió en un cementerio en medio del océano. El mundo estaba condenado a su destrucción y nadie podía hacer nada por evitarlo.
Bienvenidos al universo de Devastator. El apocalipsis al fin ha llegado.

Devastator es un combo de Death Metal procedentes de Alemania. Iniciaron su carrera musical en 2002. En 2004 apareció su primera maqueta “Demo 2004” asentando las bases de su característica forma de crear este estilo. Tres años más tarde lanzaron su primer L.P “Beyond Massacre” haciendo las delicias de propios y extraños con tal arremetida. Tras un largo parón compositivo, la banda retomó la actividad con la edición de su segundo Larga Duración “Through Oceans of Flesh” siguiendo la estela de destrucción anteriormente creada.
Finalmente, y tras haber sido fichados por el sello Kernkraftritter Records, nos llegará el 17 de marzo de 2017 su nuevo y flamante Long Play “The Throne Belongs to Us”. Obviamente este plástico es el culpable de que existan estas esquelas.

El line up es el siguiente: Lenny (voz. También componente de Endseeker, Tollwut), Carsten (guitarra), Wolf (guitarra), Nick (bajo), Eggi (batería. Ex Uncreation).

En este tercer asalto los alemanes dan buena muestra de su pasión por la velocidad. Este plástico está plagado de estructuras trepidantes no apta para cardíacos, donde en ocasiones incluyen pinceladas de técnica extra a las seis cuerdas, siendo esta cualidad muy de agradecer. Ante tal embiste, tanto los seguidores del grupo, como los amantes de este genero no podrán mostrarse indiferentes. Sin embargo, y a pesar de que ni la intensidad ni la calidad baja en ningún momento, tal vez necesiten más momentos memorables, pero desde luego la lesión de cuello por exceso de headbanging está asegurada.

Los riffs son una malévola maraña de notas perfectamente entendibles, ejecutados con una rapidez endiablada. Los hallamos a una cuerda, fluidos, a doble armonía y leves pinceladas de armónicos. Además como comentaba un poco más arriba, en ocasiones le adjuntan un punto más intrincado a éstos. Todo ello lo adornan con unos más que correctos solos de guitarra que os degollarán sin compasión.

En cuanto a registros vocales se refiere, el trabajo hecho por Lenny es realmente loable. Este hombre nos obsequia con unos predominantes growls similares a los de Peter de los polacos Vader. La sorpresa llega cuando brotan semi falsetes, pig squeals o desesperadas clean vocals.

La batería es todo un huracán, donde prima claramente la celeridad. Los inhumanos blasts beats os asestarán golpes mortales en vuestra alma, mientras que los up y mid tempos os rematarán.

Personalmente destacaría “Crushing Down” “76” por las siguientes razones:

“Crushing Down” contiene posiblemente los riffs más adictivos de todo el redondo. No os describo más, simplemente escuchadla y veréis.

Sin ningún tipo de duda la canción más salvaje es “76”. La susodicha no debería faltar en sus próximos directos.

Señores, si os gusta el “metal muerto” estos chicos os darán una buena ración.

Nota: 7
Autor: CHUS

Facebook

Web Oficial

Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *