Crítica: Eyes Of The Living – Fear Comes Knocking (2022)


El miedo es una herramienta muy poderosa. Puede hacer que alguien actúe en contra de sus principios morales o que no haga nada en absoluto ante una determinada situación. Lo que le ocurrió a la víctima, después de varios días de investigación, seguía siendo todo un misterio. La piel presentaba unas extrañas y profundas arrugas, que unidos a un color verdoso, hacía pensar que lo que aconteció en la habitación no fue un asesinato del montón. Además, sus ojos, ay Dios… Estaban negros. Sí, tanto como el fondo del más profundo pozo. Lo curioso de todo esto, es que, según la autopsia, y con independencia de todo esto, parece que el muy desgraciado murió de puro terror. Se fue al otro barrio de un ataque al corazón.
Señor, aquí está pasando algo muy extraño. Por favor, deje que siga trabajando en el caso….
Bienvenidos al universo de Eyes Of The Living.

Blood Blast Distribution lanzó el 25 de febrero de 2022 el tercer Larga Duración de los thrashers Eyes Of The Living «Fear Comes Knocking».

La alineación de la agrupación es: Chris Moore (bajo), Cliff Fritts (batería), Mike Straiton (guitarra), Tim Swisher (guitarra y voz).

Ay Señor, llévame pronto….¿Habrá estilo que esté más acabado que el «Metal Apaleador»? Dentro del «Ruido» Extremo, creo que no. Los americanos vuelven a la carga con otro asalto repleto de luces y sombras. En los 10 cortes que lo componen, pocas veces me llamó la atención lo que sonaba, tal y como ya me ocurrió con su debut de 2017 «War on Dead». No es que todo sea malo, es que nada realmente sobresale. Desde mi punto de vista, siguen metidos en el profundo pozo donde caen las miles y miles de agrupaciones que quedan a medio camino entre la gloria y la mediocridad.

En las seis cuerdas hallaréis un alto porcentaje de Groove Metal. Eso significa que la rotundidad está más que asegurada. Los riffs se construyen a base de instantes destensados, dobles armonías y algún que otro anecdótico pasaje «atmosférico» leve. La lead guitar es harina de otro costal. Los solos suelen funcionar bastante bien.

El tono agresivo en las voces predomina. A pesar de ello, se atreven con clean vocals en ‘Void’ y con coros aguerridos en ‘Fear Comes Knocking’.

Es curioso, porque el bajo sobresale en lo que para mí es la peor canción del Elepé. Las cuatro cuerdas se hacen notar en la aburridísima ‘Destroy Everything‘. Si queréis saber cuál es una de las estructuras de composición más odiadas por un servidor, echadle un oído.

Espero que os gusten los mid tempos, ya que en materia de percusión hay de sobra. La celeridad viene a cuentagotas.

Destacaría la inicial y furibunda ‘Scream For Me‘ y la ya mencionada ‘Fear Comes Knocking‘ como lo mejor del plástico.

Poco más puedo decir. A mí, una vez más no me han convencido. No obstante, la última palabra, como siempre, la tenéis vosotros.

Nota: 4,5
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Página Oficial

Instagram

SoundCloud

ReverbNation

Spotify

Twitter

YouTube

Blood Blast Distribution Facebook

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.