Crítica: Death Courier – Necrotic Verses (2020)


La fría cripta, escondida en las secretas catacumbas debajo de la mansión, era la prueba más fehaciente de lo pérfido que puede llegar a ser el ser humano. Centenares de niños fueron llevados allí a rastras. Si los muros hablasen, podrían comentar que aun cuando el silencio es total pueden escuchar los alaridos de los infantes. Fueron usados para realizar rituales y sacrificios prohibidos en honor de Satán. Al acabar la época de la caza de brujas, se creía haber erradicado por completo dichos actos y a las personas que los perpetraban. Sin embargo, en la actualidad la secta oscura más importante a nivel mundial sigue practicando de la misma manera que antaño los mismos rituales…
Bienvenidos al universo de Death Courier.

«Necrotic Verses» será el título del tercer Larga Duración de los Death metaleros Death Courier. El disco, saldrá el 5 de junio de 2020 gracias a Transcending Obscurity Records.

El conjunto lo forma las siguientes personas: Bill (bajo y voz), George (guitarra), Ilias Iliopoulos (batería).

Amigos, me he quedado anonadado ante el potencial del power trio griego. El redondo en cuestión, no da ni un solo segundo de respiro al oyente. Personalmente, me ha venido a la cabeza las bandas más asesinas de la primera y segunda generación de «Metal Muerto» americano, tanto en composición como en ejecución y sonido. Al decir esto último, ya sabéis que el manido HM2 no está presente ¿verdad? Da gusto cuando uno se topa con un grupo que no suena exactamente igual que millones de clones a nivel de producción. Respecto al artwork, pues bueno… cumple su función sin más. Ni molesta ni llama la atención, no sé si me explico.

Oscuros y descarnadas seis cuerdas os desollarán vivos. Los siniestros tremolo picking helarán vuestra alma, mientras que los riffs de corte fluido os rematarán rápidamente. Asimismo, no faltan las dobles armonías, mas no abusan en exceso de ellas. Únicamente degustaréis solos en ‘Pillars of Murk‘ y ‘Immune to Burial‘.

Descarnados mas no inentendibles growls acabarán por enloqueceros. ¿Hay doble tonalidad? La respuesta es no.

El bajo rompe el molde en ‘Visceral Slice‘. En el resto de los temas pasa completamente desapercibido. Una pena..

Incansable la labor de Ilias Iliopoulos tras su kit de tambores. Parece ser, que a él le gusta tanto los «golpes relámpago» y los giros rasantes de dirección como a mí.

El plástico me ha resultado simple y llanamente perfecto. Uno de los mejores del año sin duda. 

Nota: 10
Autor: Chus

Facebook

Transcending Obscurity Records Facebook

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.