Crítica: Holycide – Fist To Face (2020)


Hace tan solo una semana que pudo salir de la base secreta militar. Escapó de los experimentos, escapó de la tortura, escapó de las humillaciones, escapó del hambre. No fue sencillo, y hubo que derramar mucha sangre. No se sentía orgulloso de la masacre, aunque tan solo se arrepentía de una cosa: no haber asesinado a golpes al artífice del proyecto. Algo en su interior, a pesar del miedo que lo envolvía y aturullaba tan solo de pensar que entraría una vez más al complejo le obligaba a volver. El mundo sería un lugar mejor sin alguien como ese «monstruo» adorado por la comunidad científica mundial. Él ya estaba perdido. Era un engendro creado en una probeta repleto de malformaciones físicas. Más temprano que tarde le darían caza y lo sabía, pero se juró a sí mismo que llevaría a cabo su venganza…
Bienvenidos al universo de Holycide.

El 14 de febrero de 2020, llegó al mercado el segundo Larga Duración de los Thrashers Holycide llamado «Fist to Face» gracias al sello Xtreem Music.

La banda está formada por: Dave Rotten (voz), Miguel Bárez (guitarra), Dani Fernández (bajo), Jorge Utrera (batería), Salva Esteban (guitarra).

Sin salirse de los parámetros del género que ejecutan, el conjunto madrileño introduce elementos ajenos a dicho estilo. ¿Qué ocurre cuando pasa esto? Pues que, metafóricamente hablando, se coge una pala y se comienza a desenterrar el «Metal Apaleador» Parece ser que hay agrupaciones que comprenden cual es el camino a seguir para volver a la vida un estilo de música que hoy por hoy aún sigue lapidado con toneladas de clones y agrupaciones sin talento alguno. Obviamente, y por si aún no os ha quedado claro, el combo que ha creado la obra a la cual hoy le hago reseña durante las líneas que ahora leéis lo sabe a base de bien. ¡Vaya discazo! Frescura en la medida de lo posible y agresividad a raudales son las señas de identidad del Elepé en cuestión. Cada corte, convence y emociona. La culpa de que ocurra esto os la iré comentando conforme avance la reseña ¿vale? Bueno, en otro orden de cosas, la producción es nítida y seca, mientras que la portada… aquí sí que huele a manido. Ay señor, ¿dónde quedaron portadas como la del «South Of Heaven»…? A pesar de ello, emana violencia.

A los completamente necesarios riffs afilados se le unen embistes puntuales de tremolo picking, dándole un sople de aire fresco a las notas que salen despedidas de las seis cuerdas de Miguel Bárez y Salva Esteban. Además, también se atreven si la ocasión lo requiere con dobles tonos o armonías. Los solos son letales hasta decir basta.

Mr Rotten, alejándose de los growls cavernosos a los que nos tiene acostumbrados en Avulsed, decide nockearnos con un registro iracundo que de forma anecdótica llega a abrazar los guturales.

Ojo a las cuatro cuerdas en ‘Napalm Sweet Napalm‘ y en ‘Innocent Hate‘. No os digo nada y os lo digo todo.

Los parches, siempre intensos no os dejarán indiferentes. Hallaréis los típicos up y mid tempos sí, pero es que asimismo, tropezaréis con «golpes relámpago». Si os preguntáis donde, mi respuesta es esta: Oíd el disco para saberlo camaradas.

Recalcaría ‘Empty Cyber Life‘, que por otro lado ha sido el tema elejido para ser single, ‘Innocent Hate‘ y ‘Trapped by the Crappy Trap‘ por la autenticidad que emanan.

Sin duda, con gente como Holycide o Violblast el futuro del Thrash Metal está asegurado. ¡Ya tardáis en compraros este plástico!

Nota: 9
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Instagram

Página Oficial

ReverbNation

Twitter

Spotify

YouTube

Xtreem Music Facebook

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.