Crítica: Extinction – Smouldering Enfoulment (2020)


La hecatombe ecológica albergó la creación de la mayor organización pro defensa del planeta. Viendo que los métodos empleados en el pasado por la extinta Green Peace no había surtido efecto, decidieron pasar a la acción de forma mucho más agresiva. La mañana del 20 de febrero de 2050 pasó a la historia por una tremenda ola de asesinatos de los principales jefazos de empresas altamente contaminantes. Los responsables, decidieron inmortalizar el momento grabándolo en video y subiéndolos a la red a modo de advertencia. La forma de acabar con los patronos fue en verdad sangrienta. Con un enorme machete oxidado los decapitaron hasta separar la cabeza del cuerpo…..
Bienvenidos al universo de Extinction.

El 21 de julio de 2020 apareció el nuevo trababajo del proyecto de Eco Slam Brutal Death Metal Extinction llamado «Smouldering Enfoulment».

El combo sueco nos regala un fresco embiste del Metal Extremo. Digo esto, porque a mi parecer el género anteriormente mencionado se les queda pequeño, incluyendo matices de otros estilos como el Crossover, el Hardcore o el «Metal Muerto Brutal» a secas, enriqueciendo así el suyo propio. No sé si a vosotros os pasará cuando lo catéis, pero al menos en mi caso han conseguido convencerme. Sin embargo, no todo es jauja. La producción, al igual que el artwork dejan que desear. Además, el incluir intros narrativas de forma usual tampoco les ha hecho demasiado bien, ya que resta empaque al resultado final de las canciones.

Siempre pesadas y efectivas son las seis cuerdas. La rotundidad y fluidez de los riffs os reventará las vértebras una a una sin compasión alguna. No contentos con ello, deciden exponer cuando la ocasión lo requiere embistes de tremolo picking, armónicos y dobles armonías. La lead guitar únicamente hace acto de presencia en ‘Vachellia Bolei‘.

Inentendibles y predominantes growls dejan espacio a anecdóticos instantes guturales más altos. Asimismo, ojo a las siniestras clean vocals en la final ‘Victorian Grasslands Earless Dragon Quest‘, o al malicioso registro limpio que aparece en ‘Humane Treatment‘.

El bajo se asoma tímidamente en la ya nombrada ‘Vachellia Bolei‘. En el resto de tonadas pasa tristemente desapercibido.

El sonido conseguido en los parches de demasiado agudo. Espero que en los lanzamientos venideros arreglen eso. Al menos, hay un perfecto equilibrio entre pesadez y celeridad, cosa que al menos yo agradezco sobremanera.

Destacaría la inicial ‘Cryptic Tree-Hunter‘ por ser la canción más netamente Slam. Tampoco os podéis perder la corta y letal ‘Nobregaea Latinervis‘.

A pesar de los inconvenientes, los de Suecia tienen talento para parar un tren. Habrá que seguirles la pista muy de cerca.

Nota: 7,5
Autor: Chus

Bandcamp

Twitter

 

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.