Crítica: Consummation – The Fires of Calcination (2019)


Mientras que el resto de sus compañeros seguían explorando la pirámide, él se quedó extrañamente fascinado por los símbolos que encontró en una de sus paredes. No sabría explicarlo, pero sabía que no eran simples garabatos para disuadir a los intrusos. Cuando acabó la jornada y todos se fueron a las tiendas a descansar, decidió volver. El lugar tenía un aire siniestro cuando caía la noche. Una vez estuvo delante de los emblemas, comenzaron a brillar, desprendiendo una potente luz esmeralda. La pared comenzó a resquebrajarse, dejando un enorme hueco, mostrando un pasadizo. El arqueólogo, sin pensarlo dos veces se introdujo en él. Alumbró el lugar. Había un altar y dos enormes estatuas a cada uno de sus lados. De repente, el muro derrumbado por donde había entrado se rehízo en un abrir y cerrar de ojos. Un pavor indescriptible le recorrió todo el cuerpo dejándolo paralizado por completo. las figuras de piedra cobraron vida. Lo apresaron y colocaron encima del altar. ¡No podía ser verdad lo que estaba ocurriendo!, ¿¡Iban a sacrificarlo en honor a su faraón!?
Bienvenidos al universo de Consummation.

El 26 de julio de 2019, Sentient Ruin Laboratories lanzó un recopilatorio que une los dos primeros E.Ps de los Black metaleros Consummation.

Su actual alineación es: David Haley (batería), John Gossard (guitarra solista), Joel Rademaker (bajo y guitarras), Craig Young (guitarra y voz).

Teniendo en cuenta que en este mismo año se publicó su hasta la fecha último disco de estudio «The Great Solar Hunter», lo mismo han saturado el mercado con tanto lanzamiento. Sin embargo, y para aquellos seguidores que deseen tener unidos en un solo redondo sus primerizos Extended Plays, creo que deberían adquirir la compilación ya. Para los que no conozcáis al cuarteto australiano, he de decir que su «Metal Negro» aparte de ser descarnado y letal, también está trabajado, dentro de lo que son los límites y limitaciones del susodicho género. Esto, si ya en estudio nos vuela los sesos, no quiero imaginarlo en vivo. Madre del amor hermoso, ¡vaya tela! La producción… bueno, ya sabéis, sucia en su justa medida. A nivel personal la he notado más embarullada en los dos primeros cortes que en los otros restantes. El artwork, con claras referencias egipcias, resulta bastante atrayente. Gracias a Odín no hay bosques ni nieve en la portada.

Las hachas son demenciales y punzantes. El tremolo picking aparece lo justito, mas no las dobles armonías. Respecto a la lead guitar, sin ser para nada técnica, transmite una maldad infinita en cada nota.

Predominantes y espeluznantes shrieks comparten escena con anecdóticas y desesperadas clean vocals.

Muy dinámica e incluso a veces fresca resulta la percusión. Buena labor la de Mr Haley.

Sin que se pueda desperdiciar nada, me ha llamado más la atención la segunda mitad del embiste, formada por ‘The Weightless Grip of Fire’ y ‘Blighted Ovum’.

Amantes de los ruidos infernales, no estaría de más que cataseis el redondo que hoy ocupa las líneas que están a punto de acabar.

Nota: 7
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Youtube

Facebook Sentient Ruin Laboratories

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.