Crítica: Shakma – House of Possession (2018)


Había pasado tan solo dos meses desde que el joven matrimonio se había mudado a la vieja mansión de la calle 82. El caserón, a pesar de estar en muy buenas condiciones no costaba demasiado. En vistas de que su pequeño piso se les iba a quedar pequeño con la llegada de su primer hijo, decidieron comprarla. Al principio, sin que la pareja se percatase de ello, sus mentes y cuerpos estaban siendo consumidos por un malévolo espíritu. Se sentían cada vez más iracundos. Las peleas verbales cada vez eran más frecuentes. La noche del 20 de febrero, Mary, de 32 años y embarazada de 5 meses, aprovechando que John, su marido, dormía, le rebanó el pescuezo. Mientras que el esposo agonizaba, la mujer decidió extraerse el feto. A la mitad de la incisión, murió desangrada. No obstante, el pequeño, cuyos ojos resplandecían con una potente luz verde, se abrió paso por el cuerpo de su madre hasta caer en el suelo, emitiendo una inhumana carcajada.
Bienvenidos al universo de Shakma.

El 23 de febrero de 2018, Duplicate Records lanzó el primer disco de los thrashers Shakma llamado “House of Possession”.

Su alineación es: A. Runic (batería), L. Udjus (guitarra), M. Runic (guitarra y voz), S. Golden (bajo).

Tengo sentimientos encontrados con este Elepé. Por un lado, me ha resultado intenso, pero por otro existe el gran problema de que los cortes son excesivamente similares entre sí. Durante su escucha, tengo que confesaros que llegué a pensar “esto es una sola pista de 40 minutos”. Al decir esto, ya os supondréis que el factor sorpresa es prácticamente inexistente. En lo que a estructuración respecta, el mayor número de cambios en las “hachas” se encuentran en los dos primeros temas. Al llegar al tercero, y de ahí en adelante, la cosa se acaba simplificando. Lo que no decae en ningún momento es la celeridad. Madre del amor hermoso, estos tíos después de un directo tienen que acabar absolutamente reventados y con principio de tendinitis seguro. La producción es añeja a la par que efectiva, mientras que el artwork parece sacado del cartel de una película de terror de serie b.

Afiladas, muy afiladas son las seis cuerdas. los riffs los hallamos fluidos y punzantes. Los solos no aparecen en todos los tracks, pero cuando lo hacen son directos y efectivos.

Grata sorpresa me he llevado con los registros vocales. Éstos, son agresivos y con cierto y leve eco. Agradezco que no sean los típicos tonos altos o crossover tan de moda hoy en día.

La percusión va a toda castaña. No estaría más que hubiese mayor variedad en este apartado para próximos redondos.

Destacaría ‘Midnight Mass’ por ser la única canción a medio gas. Tampoco puedo dejar atrás a la salvaje y adictiva ‘Knife of the Prowler’. Para este humilde redactor son con mucha diferencia lo mejor de la acometida.

Un grupo más que pasará sin pena ni gloria por la memoria colectiva de los metalheads. ¿Disgustan?, por supuesto que no, aunque tampoco entusiasman demasiado.

Nota: 5
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Youtube

Facebook Duplicate Records

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.