Crítica: Violblast – Theater of Despair (2019)


En lo más profundo de las ruinas de una civilización extinta, se hallaba uno de los siervos de Satán, conocido como Tae, El Cosechador De Almas. Cuando llegó hace mil años a aquel lugar, era tan solo un simple humano. Su corazón estaba completamente consumido por la oscuridad. Al caer la noche, y después de realizar un prohibido sortilegio, Satán le concedió la inmortalidad junto con un poder inmenso. Para mantener dichos dones, tan solo debía entregarle el ánima de todas las personas que pudiese. Por supuesto aceptó, iniciándose una rápida transformación física. Su piel se tornó grisácea, mientras que la masa muscular y la altura aumentaron considerablemente. Desde entonces, el sirviente del Rey del Infierno, ha corrompido a la humanidad, recolectando espíritus que un día servirán como ejercito malévolo en la lucha definitiva por el control del Paraíso…
Bienvenidos al universo de Violblast.

El 11 de enero de 2019, Hostile Media publicó el segundo L.P del combo de Thrash Metal Violblast “Theater of Despair”.

Su formación es: Sergio Ruiz (batería), Sebas Silvera (guitarra solista), Santi Turk (guitarra rítmica), Andrés Pérez (bajo y voz).

Qué alegría me he llevado al oír este plástico. ¿Veis?, no es que yo odie a la nueva generación de thrashers, es que tan solo hay que hacerlo bien. Una de las cosas que la mayoría adolece en sus composiciones es de originalidad. Es muy triste que de forma deliberada se mantenga estanco el estilo, y que sea para muchos inviable pensar en términos estructurales de otra forma a la ya conocida. Cierto es que la influencia de Slayer está más que presente, pero todo está pasado por el personal prisma compositivo de la banda. El trabajo en cuestión es variado y sorprendente. Estos tíos añaden elementos del “Metal Muerto” sin llegar a convertirse en un conjunto de Thrash Death, llevando el tipo de Metal que practican hacia adelante. ¡Muy bien por ellos! Solo por eso, ya tienen mi más sincero respeto. Es más, para este humilde redactor son todo un ejemplo que deberían seguir las generaciones venideras. Asimismo, la producción es contemporánea e impoluta, incluyendo una portada tan oscura como la música que contiene el plástico.

A parte de los por supuesto presentes riffs afilados, los hallamos a una cuerda y a doble armonía. Estas características no suelen verse mucho en “Metal Apaleador ” ¿verdad? Naturalmente, no faltan los guitarrazos fluidos, pesados y punzantes. Lo que tal vez si deberían de mejorar son los solos. Demasiado wah wah. Tanto efecto acaba dando la sensación de que se usa para tapar carencias de técnica, por no hablar de que termina hartando sobremanera.

Agresivos, rasgados y “altos” son los registros de Andrés. Puff, al fin alguien que NO copia a Tony Foresta.

La percusión es dinámica y abrasadora. Atentos a las ráfagas de “golpes relámpago”.

Destacaría la inicial ‘Trivialization of Murder’ por sus letales y múltiples cambios de dirección.

Oro líquido transformado en música extrema. Necesitáis tener este álbum en vuestra colección.

Nota: 8
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Youtube

Facebook Hostile Media

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.