Crítica: Create A Kill – Summoned to Rise (2018)


Los gritos de la muchedumbre rezumaban agonía. Eran constantes, pero no muy altos. Los nuevos desdichados, al llegar al Reino De Las Sombras, eran torturados hasta extremos inimaginables. El tiempo que durara el tormento era proporcional al de la gravedad de sus pecados. El final del ciclo de dolor siempre era el mismo: ser arrojado al río de lava. Allí, el cuerpo se calcinaba hasta acabar totalmente desprovisto de carne. Lo único que no se consumía era el corazón y los ojos. El órgano encargado de bombear sangre se agrandaba en exceso, agrietándose dolorosamente hasta expulsar un torrente inimaginable de pus. He ahí cuando los recuerdos, completamente distorsionados los asaltaban, creando unas horrorosas pesadillas que resultaban ser muy reales para aquellos que las sufrían. Una vez alcanzado el más alto nivel de locura y tormento, aparecía el mismísimo Satán. Éste, les ofrecía el fin de todo aquello. Para obtenerlo, tan solo debían de darle voluntariamente su alma…
Bienvenidos al universo de Create A Kill.

El debut de los Death Thrash Metaleros Create A Kill “Summoned to Rise”, fue editado originalmente en formato digital el 2 de junio de 2018 por Repulsive Echo Records. Finalmente, seis meses más tarde, los sellos Redefining Darkness Records y Raw Skull Records lo relanzan físicamente, tanto en Norte América como en Europa. 

Su formación es: Alex Marquez (voz), Gus Rios (batería y guitarras), Daniel González (guitarra). A su vez, colaboran los bateristas Dirk Verbueren y Tobias Gustafsson.

A finales de los 80 y primeros de los 90, el género anteriormente nombrado se caracterizaba por la pasión desmedida por la celeridad y la intensidad sin límites. Con el tiempo, eso terminó cambiando, tornando esta mezcolanza de estilos en algo tedioso y carente de interés para este humilde redactor. Para mi absoluto deleite, el disco que hoy protagoniza estas esquelas es todo un ejemplo de cómo se tiene que crear “Metal Muerto Apaleador”. Conforme lo escuchaba, me han venido a la mente obras maestras tales como el debut homónimo de Solstice o el magnífico “Beyond the Unknown” de Incubus (hoy conocidos como Opprobrium). Si sois veteranos, supongo que ya sabéis de lo que hablo ¿verdad? Para los neófitos, os digo que esto es puro Metal Extremo del más altísimo nivel. Las estructuras, simples a la par que efectivas y directas, son perfectas para volverse loco haciendo headbanging. Sin duda, el adjetivo que mejor le viene es el de adictivo. Hacía tiempo que tenía perdida la esperanza en esta fusión musical, pero con conjuntos así y Elepés como este, desde luego la he recuperado por completo. Aún no está todo perdido camaradas. Por otro lado, y lejos de intentar emular producciones retros, estos tíos saben en qué año estamos. El sonido es actual, otorgándole el punto contemporáneo que mucho parecen obviar. Respecto a la portada…. bueno, es llamativa pero no me termina de cuadrar del todo.

Violentos y más rápidos que el rayo. Así son las seis cuerdas. Los riffs infernalmente emocionantes, conseguirán en un abrir y cerrar de ojos que las pulsaciones os aumenten peligrosamente. Los hallamos fluidos, pesados y con inclusiones leves de ataques a una cuerda. Los solos, ay madre, no sabéis lo que se os viene encima. No serán un alarde de técnica, pero ya podrían más de uno hacerlos así.

Los predominantes guturales rasgados comparten espacio con unos simplemente anecdóticos growls profundos. No falta la violencia vocal hermanos, ¡no falta!

En la percusión, el acelerador va pisado a fondo. Los up tempos mandan. No contentos con ello, aparecen ráfagas de blast beats por acá y por allá cuando menos lo esperéis. ¡Qué maravilla!

¿Queréis que destaque algún track?, vale. Los recalco TODOS. De verdad, ¡qué gozada de Long Play!

Este embiste no puede faltar en vuestra colección. ¡Ya estáis tardando en adquirirlo!

Nota: 10
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.