Crítica: Illimitable Dolor – Leaden Light (2019)


Illimitable Dolor es una banda de Funeral Doom formada en la ciudad de Sidney, Australia. En el año 2017 lanzaron su primer álbum homónimo de larga duración. Tras ello, lanzaron una serie de singles y un split junto a Promethean Misery. Finalmente, el próximo 20 de marzo de este año 2019, verá la luz su segundo trabajo, titulado “Leaden Light”, a través del sello Transcending Obscurity Records.

La formación de Illimitable Dolor está compuesta por Stuart Prickett (guitarra, voz), Dan García (guitarra), John McLaughlin (batería) y Guy Moore (teclados).

“Leaden Light” es un trabajo que desprende dolor y melancolía por los cuatro costados. Únicamente se trata de cinco canciones, pero cada una de ellas sobrepasa los 10 minutos de duración, a excepción de ‘Soil She Bears’ y ‘2.12.14’, dando lugar a un trabajo de 51 minutos de duración, en el que los riffs que encontraremos son profundos y tremendamente pesados, no sin dejar de lado la melodía, las cuales nos embarcan en un viaje de recuerdos tan emotivos como tortuosos; todo ello acompañado de un teclado a modo de órgano que dinamiza el conjunto de riffs, creando una atmósfera lúgubre y absolutamente gris.

La sección rítmica está formada por una amalgama de ritmos ultra lentos, con un juego de platos y una sensibilidad a la hora de crear diferentes matices con los tambores, que personalmente me ha encantado.

Por otra parte, las vocales están formadas a base de growls profundos, evocando a la perfección esa sensación de tormento que no nos soltará hasta la última nota del álbum.

En definitiva, si te gustan bandas como Skepticism o Mournful Congregation, no dudes en hacerte con este trabajo, pues sin duda cubrirá tus expectativas.

Nota: 8
Autor: Ramón

Bandcamp

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.