Crítica: A Vintage Death – Acrid Death Fragance (2018)


En el último instante, cuando el pelotón de soldados disparó, el joven logró arrojarse al suelo.  A ojos de todos, parecía que, al igual que sus compañeros, había sido alcanzado por las balas enemigas. Se mantuvo impasible mientras se orinaron encima tanto de él como del os sobrantes cuerpos sin vida. Entre dos soldados, lo agarraron de las axilas y de las piernas, arrojándolo a una fosa común con el resto de fiambres. Bien sabía que, si le ponían un exceso de muertos encima, el peso le impediría salir de allí. Sin embargo, por segunda ocasión en el mismo día, la suerte seguía de su lado, ya que eso no sucedió. Las horas pasaron lentas e inexorablemente. Por fin, el espeso manto de la noche terminó por cubrir una vez más el firmamento. Un sentimiento de euforia apareció fugazmente mientras que la paciencia se disipaba a pasos agigantados. Parecía que el tormento estaba a punto de acabar. Sin embargo, cuando estuvo a punto de comenzar a moverse, percibió como los guerrilleros estaban arrojando gasolina al agujero de muerte donde se encontraba. ¡En unos segundos iba a ser quemado vivo!
Bienvenidos al universo de A Vintage Death.

La One Man Band italiana de Blackened Death Doom, creada y capitaneada por Carmine, A Vintage Death, publicó de forma independiente su primer Demo E.P “Acrid Death Fragrance” el 9 de diciembre de 2018. 

Tristemente, lo que podría haber sido una maqueta excitante se ha quedado a medio camino. Y es que, señores, estamos en 2019 no a primeros de los 90. En la actualidad con un P.C medio bueno se puede conseguir sonar bastante bien. A ver, es cierto que también estamos ante lo que estamos, mas no es excusa. Sin duda, lo que más me ha irritado ha sido el tratamiento y el volumen otorgado a las voces. Dicho esto, en líneas generales, os toparéis con buenas y angustiosas melodías. Y es que aquí hay talento, pero se necesita pulir más la proposición musical. Respecto al artwork, resulta macabro a la par que simplista.

De dramáticas podríamos calificar las “hachas”. Los riffs los hallamos arrastrados, fluidos, pesados y con gran protagonismo de las dobles armonías.

Ya lo comentaba un poco más arriba. Los “alaridos” de Carmine deja muchísimo que desear, siendo sin duda la peor parte de la propuesta. Aún no me explico por qué ha tenido que, encima de lo anteriormente descrito, también doblarlas. A su vez, son tan confusas que no termina de quedar claro sin son barítonos bajos o qué.

Los parches suelen ir a medio gas. Sin embargo, no se olvida por completo de los up tempos.

Destacaría ‘Ominous Dream’ por su buen desarrollo.

Aunque ahora mismo sea claramente irregular, estoy seguro que con el tiempo este proyecto sonoro dará de qué hablar. Ya lo veréis.

Nota: 5
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Youtube

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.