Crítica: Feral – Flesh for Funerals Eternal (2018)


Las consecuencias del ritual no se hicieron esperar ante los atónitos ojos de los 4 jóvenes. La tierra, comenzó a temblar, hasta crear una grieta de la cual emergió el más poderoso de los siervos de Satán. El diabólico engendro carecía de forma. Era una gigantesca masa gelatinosa con múltiples tentáculos. Los muchachos se quedaron petrificados de terror. Nunca creyeron realmente en la existencia de demonios y mucho menos pensaron que sus liturgias fueran a resultar reales. Tan solo eran unos estúpidos adolescentes que necesitaban sentirse especiales. El esperpento emitió un inhumano alarido. Acto seguido, comenzó a desmembrar a los chicos. Si alguien hubiese estado allí para ver tal dantesca escena. seguramente se habría preguntado cual sería el destino de la humanidad, ya que esa cosa no tenía intención de volver al pozo de donde salió…
Bienvenidos al universo de Feral.

Transcending Obscurity Records, publicó el pasado 30 de diciembre de 2018 el tercer disco del combo de Death Metal Feral “Flesh for Funerals Eternal”.

El grupo lo forma: Viktor Klingstedt (bajo), Sebastian Lejon (guitarra), David Nilsson (voz), Markus Lindahl (guitarra), Roger Markström (batería).

Devastador “Metal Muerto” con ínfimas y puntuales pinceladas de Crust es lo que os encontraréis en este Elepé. La pasión que desprende todas las tonadas es abrasadora. Se nota que estos tíos viven y mueren por el género que ejecutan. Cabe resaltar que gracias a Odín el asalto resulta variado. No sé a vosotros, pero al menos a este humilde redactor le gusta distinguir entre una tonada y otra. La producción…. bah, me resulta estúpido hablar de esto. Tan solo os diré que el conjunto proviene de Suecia. Supongo que con esa referencia ya sabréis como suenan ¿verdad? Respecto al artwork, tremenda portada. Tan visceral como la música contiene el plástico.

El hedor a putrefacción que desprenden los riffs es apabullante. Los hallamos fluidos, pesados, a una cuerda y con pinceladas de dobles armonías. Los solos conseguirán rebanaros la yugular, con lo que yo de vosotros tendría cuidado.

Guturales a troche y moche. Obviamente en el apartado vocal no hay tontería alguna. Si buscáis clean vocals id en busca de Killswitch Engage o similares.

La percusión es dinámica a reventar. Buen equilibrio entre celeridad y contundencia sí señor.

Las bass line, sin llegar a ser magistrales si tiene personalidad, y llegado el instante, incluso protagonismo. Ojo a ellas pues.

Destacaría la final y descarnada ‘Bled Dry’. ¡Vaya mazazo que dan para acabar la acometida!

Ni nada nuevo ni nada mediocre bajo el sol. Si os gusta la escena europea extrema deberíais oír este Long Play.

Nota: 7
Autor: Chus

Facebook

Página Oficial

Bandcamp

Youtube

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.