Crítica: Oldd Wvrms – Codex Tenebris (2019)


Lejos de la creencia popular, el Todopoderoso tan solo era un ente egoísta y déspota. En nada le importaba su creación. Tan solo usaba su obra como entretenimiento, tejiendo complejos y dramáticos sucesos, entrelazando entre sí la vida de cada ser vivo que poblaba el planeta que él mismo había construido. Cierto era que la cantidad de mundos era tan infinita como lo era su capacidad de originarlos, mas tenía especial predilección por la Tierra. Con el paso del tiempo, había corrompido tantísimo el alma de los humanos que acabó por enloquecerlos por completo. Sin percatarse mínimamente de ello, los mortales dejaron de sentir amor. Tan solo eran un atajo de cobardes que pretendían llegar lo más rápido posible a placeres efímeros, descuidando completamente su espíritu. Mientras seguía vaciando sus ánimas, la Deidad no paraba de preguntarse si algún día el hombre se daría cuenta de lo que realmente importa.
Bienvenidos al universo de Oldd Wvrms.

El combo belga de Instrumental Atmospheric Doom Sludge Oldd Wvrms publicará el 15 de febrero de 2019 su tercer Larga Duración “Codex Tenebris” vía Cursed Monk Records.

Su line up es: Oli (bajo), Cho (batería), Ben (guitarra).

El nuevo trabajo de este power trio es tan obsesivo como asfixiante. Las tonadas exhiben un gran desarrollo, donde sin duda os harán que os sumerjáis en los rincones más oscuros de vosotros mismos, aterrándoos al descubrir quienes sois en realidad. A pesar de la clara valía de la banda, he de comentar que debido al extenso minutaje de los 5 cortes que componen el Elepé en cuestión, más de uno terminará por perder la atención de lo que suena. No obstante, los amantes de este tipo de propuestas de seguro que alucinarán. La producción es orgánica y nítida. Mención aparte merece el artwork. Mira que es simple la portada, pero bien que hace que la imaginación vuele.

Arrastrados hasta la saciedad son los riffs con los que os toparéis si le dais al play a esta embestida. Los hallaréis perturbadores, pesados, fluidos y a doble armonía.

La percusión no da en ningún momento sobresalto alguno. Aquí lo que existe son los mid y down tempo más contundentes.

El bajo llega a tener vida propia a lo largo y ancho del álbum. Amantes de las bass line, estad atentos.

Personalmente destacaría ‘Misère & corde’ por mostrar las “hachas” más adictivas de toda la acometida.

Si os van los sonidos agónicos, tenéis que catar este redondo. Si no, corred como posesos para alejaros de él.

Nota: 6,5
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Youtube

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.