Crítica: Menschenfresser – Sterben (2018)


Sara estaba a punto de terminar el sortilegio. Frente a ella, la tumba de su marido parecía resquebrajarse. El viento se tornó realmente violento durante unos minutos. Espesas nubes aparecieron, creando una feroz tormenta eléctrica. Los rayos, cayeron alrededor de la mujer, creando un círculo flamígero perfecto. Acto seguido, y una vez habiendo acabado el hechizo, una potente lluvia apagó la circunferencia. La bruja se acercó a la lápida. Se agachó un poco y extendió su mano. Un putrefacto brazo emergió de la mojada y reblandecida tierra. Su amado había vuelto a la vida. Antes de que el muerto viviente le arrancase la cabeza, se miraron por un breve instante. Fue ahí cuando ella comprobó que nada quedaba de aquel hombre dulce que la amó hasta el fin de sus días…
Bienvenidos al universo de Menschenfresser.

El pasado 21 de diciembre de 2018, los sellos Black Sunset y Boersma Records lanzaron el tercer disco del combo de Thrash Death Metal Menschenfresser titulado “Sterben”.

Sus componentes son: Christian “Knegge” Knechtel (guitarra y teclados), Holger “Holli” Rodammer (voz, batería y teclados), Robert Trierweiler (bajo).

Los de Alemania, se han marcado un trabajo realmente oscuro, ideal para ser usado en algún film de terror de serie b. Aunque tengo que confesaros que su propuesta no me ha llamado demasiado la atención. Mucha culpa de ello, la ha tenido utilizar recursos que siempre me han parecido horrendos. Un buen ejemplo de lo que digo, es el hecho de dejar solamente las voces y la batería y reiniciar las seis cuerdas cuando “Holli” deja de vociferar en el tema que da nombre al L.P. A pesar de ello, y siendo completamente objetivo, la banda tiene un claro potencial que de seguro hará disfrutar a los amantes de los sonidos más siniestros. Adentrándonos en el terreno de la producción, ésta es cristalina y poderosa. Mención aparte merece el artwork. No sé a vosotros, pero para mí resulta tan clásico como efectivo.

El horror más indescriptible es la marca de la casa a la hora de lanzar riffs. Los hallamos fluidos, a una cuerda, simplistas y pausados. No hay muchas dobles armonías, aunque por supuesto no son inexistentes.

En el apartado vocal, os toparéis con growls, shrieks y murmullos insidiosos. Otra cosa no, pero versatilidad de registros hay. Bien por “Holli”.

La percusión suele ir a medio gas. No obstante, al irrumpir las pinceladas de blast beats y up tempos la devastación es total.

Destacaría las salvajes ‘Mittagssonne’ y ‘Gehirnmassaker’ como lo mejor del álbum.

A este humilde redactor este power trio no le ha convencido, pero realmente, la última palabra la tenéis vosotros. Echadle un oído pues.

Nota: 5
Autor: Chus

Facebook

Instagram

Página Oficial

Youtube

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.