Crítica: Fetor / Crepitation – Onset of Horrendosity (2019)


La pipeta, debido a un momentáneo pero intenso temblor de tierra acabó rompiéndose en mil pedazos. Las puertas de seguridad se cerraron automáticamente, dejando a los cuatro doctores que en ese momento se encontraban en el lugar completamente atrapados. Gritaron de forma desesperada pidiendo ayuda. Intentaron romper los gruesos cristales con las banquetas, mas su esfuerzo fue completamente inútil. Sabían que no tardarían en morir. Al transcurrir una escasa media hora, la transformación comenzó. El dolor era indescriptible.  la carne empezó a humear, reblandeciéndose y cayéndose al suelo. Los músculos se contorsionaron, cambiando de longitud y posición, adaptándose a lo que iba a ser su nueva forma. Las extremidades se reabsorbieron dentro de un cada vez más grande tronco. Cualquier facción que pudiese parecer humana desapareció para siempre, para dar paso a una forma que bien podía recordar a un insidioso gusano con multitud de ojos y fauces horrendas. Empezaron a luchar entre ellos. La imagen era tan indescriptible como horrorosa. Los cristales, fueron salpicados por algo que anteriormente había sido sangre. Contra todo pronóstico, hubo un superviviente. Su siguiente paso no era otro que intentar salir de las instalaciones…
Bienvenidos al universo de Fetor y Crepitation.

Deformeathing Production, publicará el 25 de enero de 2019 el disco compartido por los combos de Slamming Brutal Death Grind Fetor y Crepitation, llamado “Onset of Horrendosity”.

El line up de Fetor es: Jacek Gut (batería), Jakub Ryt (guitarra), Ojciec (voz), Bishop (bajo).

Por otro lado, Crepitation lo forma: Mark Pearce (voz), Joe Mortimer (bajo), Joe Mawdsley (guitarra), Chris Butterworth (voz), Trippy Pijin (batería).

Conforme escuchaba los cinco cortes que componen el Split, no podía parar de pensar una cosa: ¿por qué en vez de emplear el tiempo en meterse en el estudio para grabar tan pocos temas no se dedican a crear un nuevo Long Play cada uno? Cierto es que este tipo de lanzamientos consiguen mantener la llama viva de los grupos, ofreciendo algo de material novedoso a los seguidores. Sin embargo, los 12 minutos de sonido radical que dura el asalto que hoy ocupa estas esquelas, me ha sabido a muy, pero que a muy poco. Obviamente, esto no quiere decir que no haya disfrutado cual cerdo en un charco de barro con su escucha. Y es que ya se sabe, la cabra tira al monte, y mi predilección por este género creo que siempre ha sido evidente. Metiéndonos en lo que es el tema musical, la diferenciación entre una banda y otra es tremenda. Los polacos Fetor son mucho más serios y pesados. Su estructuración musical es más marcada, e incluso predecible. Aunque no por ello menos efectiva. Por su lado, los ingleses Crepitation, son desenfadados a la vez que dinámicos y sorprendentes. Os aseguro que, si le dais al play a esta acometida, comprobaréis que el tándem se complementa a la perfección. La producción es nítida y sanguinaria, adjuntando un artwork que va directo a la yugular.

Los riffs son tan devastadores como cabía esperar. Los hallamos fluidos, contundentes y con armónicos. Olvidaos de una lead guitar. Si bien esto era de esperar ¿verdad?

Devastadores y profundos los registros vocales. En el caso de los de U.K llegan a usar tres tipos diferentes en Archaeological Clacker Valve Array’.

En lo que a percusión respecta, he preferido los constantes y rasantes cambalaches de celeridad de Crepitation. Fetor no pisan tanto el acelerador. Para aquellos que al leer esto, tengo que aclararos que a ninguno le falta momentos de up tempos y “golpes relámpago”.

Recalcaría por sus enormes giros Perpetrators of Pre-Pubescent Porta-Potty Poo Pipe Punishment’.

Poco más me queda que decir. Si degustáis de los sonidos más brutales no deberíais perderos este embiste.

Nota: 8
Autor: Chus

Links de Fetor

Bandcamp

Facebook

Youtube

Links de Crepitation

Facebook

Bandcamp

Instagram

Youtube

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.