Continuar leyendo »" />

«

»

Ago 07

Crítica: Richthammer – Ascheland (2018)

BrokenTomb


Se sentía viejo y cansado. Toda su vida la había dedicado a proteger el libro sagrado. Si éste cayese en malas manos, podría ser el fin de la humanidad. Fue elegido por el Maestro por su pureza de alma. Era inquebrantable y creía en todo aquello. Con el pasar de los años, se preguntó si el sacrificio valía la pena. No pudo saber que era el amor, y a pesar de que su fe le proporcionaba un sosiego espiritual inmenso, no dejaba de ser un simple mortal. No obstante, era consciente de que tarde o temprano alguien vendría a intentar arrebatarle el objeto bendito. Tenía miedo de no estar a la altura si eso ocurriese. ¿Y si no era capaz de cumplir su misión? Durante ese tiempo, no había podido encontrar a nadie que estuviese a la altura, que fuese capaz de dar su vida como él lo estaba haciendo por la causa. La civilización estaba abocada a su propia destrucción ya que el espíritu del hombre hacía mucho tiempo que se había marchitado. Probablemente, con él perecería todo…….
Bienvenidos a universo de Richthammer.

Los Death Black Metaleros austríacos Richthammer publicaron vía Studio Hundert Records el 31 de marzo de 2018 su segundo L.P ” Ascheland”.

El line up es: Stone (bajo), Hombo (batería), FloHo (guitarra y voz), Manuel “Schumi” Schumach (guitarra y voces).

¿Cuántas veces habéis tenido la sensación de que el disco no es malo, pero es demasiado plano todo?, muchísimas supongo ¿verdad? Pues resulta que los de Australia no pecan precisamente de ello. El redondo que hoy ocupa estas líneas es realmente potente y dentro de lo que son los límites de los estilos que fusionan resulta realmente variado. Los tracks muestran una elaboración digna de ovación. Gracias a ello mantienen sin problemas atento en todo momento a cualquiera que desee oírlo. A ver, cierto es que no es una obra maestra, y que tal vez les falte más gancho en las guitarras, mas os aseguro que aquí hay talento. A su vez la producción es cristalina, y el artwork es cuanto menos intranquilizante.

El muestrario de riffs es extenso y no exento de calidad. Los hallamos fluidos, a una cuerda, disonantes, a doble armonía, muteados, siniestros y melódicos si la ocasión o requiere. Ah, amantes de la lead guitar, no os faltarán solos sanguinarios que os suban las pulsaciones.

Respecto a los registros vocales, exceptuando falsetes y pig squeals, FloHo nos enseña de que es capaz su versátil garganta. Obviamente lo que predominan son los growls, pero estos conviven con shrieks, guturales agudos rasgados y clean vocals.

Las bass line tienen presencia y esto es sinónimo de alegría para este humilde redactor.

En cuanto a la percusión, los parches tienden a ser tocados a medio gas. Aunque camaradas, que no nos faltan los blast beats ni los up tempos eh.

Si tuviese que recalcar alguna canción o canciones estas serían “Schattenzucht”, “Fleischlicher Widerstand” y “Gescheitert und Verloren” por sus apabullantes desarrollos y giros.

No os arrepentiréis si le dais la oportunidad que merece este álbum.

Nota: 7
Autor: Chus

Facebook

Bandcamp

Página Oficial

Instagram

SoundCloud

Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *