Continuar leyendo »" />

«

»

Jun 16

Crítica: Perpetual Night – Anâtman (2018)

BrokenTomb


Perpetual Night es una banda de Death Metal melódico formada en el año 2012 en Granada, España. Un año más tarde, desde su creación, lanzaron un primer EP, titulado “Voices of the Apocalypse”. Seguidamente, en el 2016 vio la luz su segundo EP “Mastery of God” y un año más tarde lanzaron un recopilatorio doble que incluía ambos EP’s, llamado “Between Light and Darkness”. Finalmente, el día 27 de abril de este año 2018, lanzaron su primer álbum de larga duración, titulado “Anâtman”, a través del sello WormHoleDeath.

Perpetual Night lo forman César Ramírez (guitarra, voces), Raúl Rios (guitarra, voces), Carlos Garrido (bajo) y contando para esta grabación con Oscar Bravo (batería).

A lo largo de las ocho canciones que conforman “Anâtman” nos adentramos en un mar de sensaciones gracias a las múltiples vertientes que nos encontramos. Principalmente se trata de un álbum caracterizado por el Death Melódico, el cual está fuertemente influenciado por bandas como Dark Tranquillity y con ciertas reminiscencias de la primera época de In Flames, pero también se trata de un álbum muy atmosférico el cual roza el Doom en ocasiones y ademas incluye samples que ayudan a recrear dicha atmósfera, la cual genera sensaciones como la melancolía e invita a la introspección, con lo que también encontramos influencias de Insomnium.

Adentrándonos en lo musical, nos vamos a encontrar con riffs melódicos tanto de corte agresivo y estrictamente “suecos” como riffs más enfocados al progresivo, pero lo que está claro es que no pierden la fuerza en ningún momento. Por otra parte, cabe destacar la labor de las guitarras solistas, las cuales ejecutan unos solos realmente bien ejecutados, añadiendo un plus de dinámica al conjunto de las composiciones, las cuales de por sí son un torbellino de cambios muy bien estructurados, tanto a nivel rítmico como a nivel melódico.

Vocalmente, nos encontramos ante varios registros, siendo el growl el auténtico protagonista, pero además incluyen rasgados de corte más agudo, susurros y en la canción “The Howling” acompaña una voz femenina, realizada por Raquel Eugenio, la cual casa muy bien con los growls principales.

En resumen, “Anâtman” es un álbum muy completo y lo cierto es que es muy difícil ponerle alguna pega. Su producción es también su punto fuerte y las composiciones son una delicia escucharlas. Adéntrate en el mundo de Perpetual Night y no te arrepentirás.

Nota: 8
Autor: Ramón

Bandcamp

Facebook

Youtube

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *