Continuar leyendo »" />

«

»

May 09

Crítica: Metal Command – Legacy (2017)

BrokenTomb


Los terroristas, consiguieron crear una pandemia que se propagó tanto por el aire como por el agua. En un principio, los síntomas eran prácticamente iguales que los de un constipado común. Pronto la fiebre se disparaba. Sin embargo, lo que realmente sucedía era que los órganos se calcinaban literalmente. Lenta y dolorosamente las víctimas se consumían. En última instancia el infectado terminaba ardiendo como si de una antorcha humana se tratara. Al final, tan solo quedaba un pequeño montón de ceniza. Eso es lo que había pasado en los últimos días al país y a las personas que amaba. Recordaba perfectamente como su mujer y su hijo lo miraron con desesperación. Ahora le había tocado el turno a él. Justo antes de perecer, le llegó un profundo olor a carne y pelo quemado. Cerró los ojos, y deseó que todo acabase rápidamente……
Bienvenidos al universo de Metal Command.

Desde Chile nos llega una joven banda de Groove Thrash Death llamada Metal Command. Iniciaron su carrera en 2012.  Cuatro años más tarde llegó el Split “Demons from the End of the World, Vol. 1”, donde compartieron espacio junto con Krudo y Profanator. Finalmente, en 2017 nos llegó su primer L.P “Legacy”. Durante estas esquelas os brindaremos la oportunidad de leer su respectiva review.

El line up es: Josue Guerrero (batería), Javier Castillo (bajo), Kevin Ibañez (guitarra y voces), Ignacio Portales (guitarra).

De menos a más. Así va el disco de los chilenos. Después de un inicio titubeante y bastante descorazonador, pensaba que era imposible que remontaran el vuelo. Las seis cuerdas carecían de chispa y la estructuración de los cortes era inestable. Todo parecía indicar lo peor. Pero nada más lejos de la realidad. A partir de “No Name (Null)” todo cuadra, e incluso a veces sorprende por su frescura. A su vez, se atreven a incorporar pinceladas progresivas.  A ver, es cierto que incluso en sus mejores momentos les falta pulir ideas. Sin embargo, tienen la chispa necesaria para poder llegar a tener un nombre dentro del género que practican.

La producción es tosca y muy mejorable, añadiendo un artwork apocalíptico.

Los riffs son variados y poderosos. Los hallamos fluidos, pesados y si la ocasión lo requiere, como comentaba anteriormente exhiben en los susodichos una sorprendente vena Prog que no os dejará indiferentes.

Las voces son agresivas en todo momento. Olvidaos de innecesarias clean vocal. Aquí solo hay ira.

El bajo toma presencia en las manos de Javier. Buenas bass line se marca este hombre.

La batería es dinámica, con tendencia clara a los mid tempos. Sin embargo, sonreiréis al comprobar que incluyen, aunque sea de forma anecdótica alguna que otra ráfaga de blast beat.

Personalmente destacaría “The Chaos”, “My End” y “Folkcore” por las siguientes razones:

En “The Chaos” hacen todo lo que no deberían volver a ejecutar jamás. He destacado esta canción no por lo positivo, sino por todo lo contrario. Espero que para futuros asaltos se olviden de fabricar algo así.

El desarrollo y los cambios de dirección de “My End” son dignos de ovación. En esta tonada se comprueba claramente el potencial que tiene la banda.

“Folkcore” es una señora instrumental. No os voy a describir nada más, simplemente escuchadla.

Como decía un poco más arriba, si solucionan esas pegas, que por otro lado son normales dentro de un conjunto nobel, van a dar mucho de qué hablar.

Nota: 6
Autor: Chus

Facebook

Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *