Continuar leyendo »" />

«

»

Mar 07

Crítica: Fortíð – The Demo Sessions (2016)

BrokenTomb


La nieve caía lentamente sobre su cuerpo. Su respiración era dificultosa. La profunda herida que tenía en el estómago le aseguraba, si no moría antes de hipotermia, varias horas de agonía. Era imposible levantarse, y más aún pedir ayuda. Nunca pensó que su mejor amigo, aquel con quien había empezado a crear su negocio de venta de cocaína, fuese capaz de atentar contra él. Sabía que el dinero corrompía, pero siempre pensó que por mal que fuesen las cosas no se llegaría a esos extremos. Cerró por un momento los ojos. Su mente se remontó a los tiempos donde todo era más fácil. Simplemente estar drogado todo el día y vender algo de material en las fiestas de aquellos pardillos. En ese momento, escuchó el sonido de pasos acercándose. Dentro de sus posibilidades intentó mirar a su alrededor. Era su asesino. “Tal vez esto es solo una lección y viene a salvarme” pensó antes de que el sonido sordo de la detonación de una Beretta le reventara la cabeza.

Bienvenidos al universo de Fortíð.

Fortíð, el combo de Viking Black Metal actualmente afincado en Oslo, inició su periplo musical en 2002. Después de 5 discos de estudio, el sello Symbol Of Domination lanzó el 25 de junio de 2016 un recopilatorio llamado “The Demo Sessions”. Durante estas esquelas, nos encargaremos de ofreceros su respectiva reseña.

El line up es: Einar “Eldur” Thorberg (guitarra y voz. A su vez componente de Curse, Midnattsvrede, Potentiam, ex-Thule, Katla, ex-Den Saakaldte), Daniel Theobald (batería. También miembro de Curse, Den Saakaldte, Ethereal Forest, The 3rd Attempt, Twisted Autumn Darkness, ex-13 Candles, ex-Heathen Deity, ex-Pantheon I, ex-Sarkom, ex-Dämmerfarben), Øystein Hansen (guitarra. E-Thornbound), Rikard Jonsson (bajo. Asimismo, presta sus servicios en Forcefed Horsehead, Deject).

Pues bien, hermano, tristemente la compilación de esta banda me ha aburrido hasta límites insospechables. A ver, el grupo no es ni mucho menos malo, pero carece por completo de gancho. Por otro lado, el hecho de que el redondo dure una hora y diecinueve minutos tampoco ha ayudado demasiado. Cierto es que la estructuración de las tonadas está trabajada, y no carecen de dinamismo, más no mantienen la intensidad. Esto acaba por ahogarlos en un pozo del cual son incapaces de escapar.

La producción es sucia pero entendible, añadiendo un artwork insultantemente típico.

Los riffs son más gélidos que el corazón de vuestra ex pareja. Los hallamos disonantes, a una cuerda, muteados y a doble armonía. Llegan a adornar todo ello, si la ocasión lo merece, con unos melodiosos solos.

Las voces son iracundas y desesperadas, adjuntando pinceladas ínfimas de clean vocals.

La batería tiende a estar ejecutada a medio gas. Esi sí, no penséis que no hay espacio para los up tempos y los blast beats, porque cuando entran os arrancan la cabeza de cuajo.

El bajo llega a tener presencia. Sin embargo, no acaba de brillar como debiera.

Personalmente destacaría “Ad Handan” y “Framtíð” por los siguientes motivos:

“Ad Handan” enseña una progresión realmente loable. Lástima que no todas las canciones sean así, porque otro gallo hubiese cantado…

“Framtíð”  contiene un inicio melancólico. Poco a poco, va avanzando, hasta explotar violentamente.

Un grupo más que pasará sin pena ni gloría por vuestros oídos.

 

Nota: 4,5

Autor: Chus

 

Bandcamp

Facebook

Myspace

Reverbnation

Soundcloud

Twitter

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *