Continuar leyendo »" />

«

»

Feb 12

Crítica: Rodent – Summer In Space (2018)

BrokenTomb


La batalla fue realmente cruenta. Después de meses de contienda, la humanidad consiguió expulsar del planeta a los invasores. Para impedirle el acceso de nuevo, se creó un campo de fuerza alrededor de la Tierra. Mientras esto sucedía, y viendo la total incapacidad para poder volver al astro azul, los aliens, en un último acto de venganza, decidieron destruir toda la vía láctea. Para ello crearían un portal que emulaba a los agujeros negros. Antes de poner en marcha el terrible artefacto, los extraterrestres se pusieron en contacto con la Nasa. En el mensaje se explicaba perfectamente que iban a hacer. No había posibilidad de dialogo o negociación, solo de venganza. Las cadenas de televisión informaron sobre lo que en unas horas estaba a punto de ocurrir. El caos fue total. Daba igual donde escapar, ya no había salida…… Bienvenidos al universo de Rodent.

Rodent es un proyecto de Thrash Crossover alemán formado en 2011. En ese mismo año, lanzaron una Demo homónima. En 2013 llegó su primer L.P “Trip Out… Thrash High”. Finalmente, el 12 de enero de 2018 apareció un nuevo doble álbum titulado “Summer in Space”.  En estas líneas, Broken Tomb se encargará de realizar su respectiva reseña.

El line up es: Tom Liebing (guitarra, voz, bajo y programador de batería. A su vez miembro de Exxperior, Psychaotic, Dust Bolt (live), ex-Triopus, Cyber Messiah, Straightline (live), ex-Bloodbeat, ex-Hateful Agony, ex-Slaughtered Existence), Barty Mice (voz. También componente de Straightline), Mitch The Rat (voz).

La última obra de esta agrupación rebosa sentido del humor por los cuatro costados, siendo perfecta para ser usada en una noche de fiesta en casa con los amigos. Este tipo de propuestas personalmente creo que o la amas o la odias, no hay término medio. En mi caso, he de confesaros que jamás he podido con cosas así. Las tonadas no mantienen la intensidad a pesar de incluir algunos instantes de absoluta brillantez. Por si esto fuera poco, al tener que lidiar con hora y media de chistes musicales, la sensación de aburrimiento se acrecienta estrepitosamente. Podríamos decir que el primer C.D es el más “bromista” y ecléctico musicalmente hablando, además de ser el más extenso en cuanto a duración. El segundo redondo se muestra levemente más enfocado, pero a pesar de ello no consigue remontar el vuelo. La producción es impoluta, añadiendo un artwork perfecto para lo que aquí se muestra.

Los riffs son potentes y afilados, pero en general suenan manidos. Los hallamos fluidos, punzantes, pesados, marcados y acústicos. Todo ello lo adornan con unos más que correctos solos.

En cuanto a los registros vocales, nos tropezamos con tonos medios y altos con leves y anecdóticas pinceladas de growls. Cuando la ocasión lo merece aparecen coros hardcoretas.

La batería compensa perfectamente los up y los mid tempos sin llegar a predominar ninguno de los dos ritmos.

Personalmente destacaría “Rodent Cyco Overload” por ser la tonada más elaborada y con mayores cambios de dirección de todo el asalto.

Espero que para nuevos redondos se dejen de tonterías y creen algo realmente bueno. Mientras tanto, mejor poneos el “The Legacy” de Testament.

Nota: 3
Autor: Chus

Bandcamp

Facebook

Spotify

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *