Continuar leyendo »" />

«

»

Ene 08

Crítica: Stercore – Eternal Sunlight (2017)

BrokenTomb


……De repente, las leontinas se fueron tensando. Si aquello no cesaba…. ¡iba a ser despedazada! La agonía era máxima, tanto mental como físicamente. En su cabeza ya no había preguntas. Solo pensaba en salir de allí, sobrevivir y volver a ver a sus hijos. El mecanismo se detuvo y las luces de la habitación grisácea se intensificaron. Debido a su posición, no podía más que cerrar los ojos para evitar la molestia producida por los potentes focos. ¿Quién era capaz de crear semejante tortura?, y lo más importante, ¿por qué le estaba pasando todo eso?
La puerta se abrió. Entró una desconocida. Estaba vestida de manera muy normal: vaqueros, botas y un jersey negro. Su mirada era absolutamente aterradora. La joven, entre sollozos, le rogó que la soltase sin conseguir más respuesta que una mirada maléfica. La captora salió de la habitación, mientras que la muchacha lloraba desesperadamente. Un minuto más tarde, las cadenas clavadas con garfios volvieron a tirar de sus carnes. Lenta y dolorosamente su piel se iba rasgando. Pronto estaría muerta sin saber la razón de ello.
Bienvenidos al universo de Stercore.

El combo de Deathcore eslovaco Stercore inició su carrera en 2012. En ese mismo año, se lanzó la Demo “Raven Nest”. En 2013 llegó su primer L.P “Fake World”. Finalmente, el 28 de noviembre de 2017, el sello Slovak Metal Army publicó su hasta la fecha último E.P “Eternal Sunlight”. Ahora Broken Tomb os ofrece su respectiva reseña.

El line up es el siguiente: Matus Pis (voz), Peter Kotrik (guitarra), Michal Kotrik (guitarra), Ladislav Humka (bajo), Michal Maslak (batería).

Sinceramente, con esta obra he llegado a tener sentimientos contrapuestos. Por un lado, no realizan este género de forma convencional, y eso por supuesto es genial. Descongestionan su escena y le insuflan sangre nueva. Sin embargo, y a pesar de que su propuesta es muy personal, llega a ser poco solida e incluso en según qué momentos chirriante. La culpa de ello es la inclusión de elementos de electrónica. Son frescos sí, pero la sensación de “esto no termina de cuajar del todo” persigue durante los casi 20 minutos de duración.
La producción es nítida, añadiendo un artwork sobrecojedor.

Los riffs supuran intensidad y dramatismo. Los hallamos fluidos, pesados y a doble armonía.

Respecto a lo que son los tonos vocales, el predominante screaming agudo convive sin problemas con inhumanos growls.

La batería tiende al mid tempo. Aunque gracias a Odín no se olvidan completamente de la velocidad.

Personalmente destacaría “Eternal Sunlight”, “Burned Sign of Defiance” y “Breed” por las siguientes razones:

“Eternal Sunlight” ha sido el track elegido para grabar el clip promocional correspondiente. Su melancolica ira os corroerá el alma.

“Burned Sign of Defiance” y “Breed” son las tonadas más intensas y violentas del asalto. Lástima que no todas hayan sido así.

Un Extended Play tan interesante como desenfocado. Aún así dadle la oportunidad que merecen.

Nota: 5
Autor: CHUS

Bandcamp

Bandzone

Facebook

Youtube

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *